Piscinas naturais en Galicia con nenos

Si buscáis un plan alternativo a la playa, las piscinas naturales son una buena opción para ir con los niños. Podréis daros un buen chapuzón en plena naturaleza y aunque el agua suele estar fresquita, es un plan que a los niños les encantará porque en la mayoría de casos tendréis que ir caminando el último tramo lo que ya implica para ellos una excursión en la que investigar, descubrir, aprender…

Aquí os cuento algunas recomendaciones, pero sé que hay muchas más piscinas naturales en Galicia, así que si queréis contarme en los comentarios aquella que conozcáis, me encantará!! y así podré ir completando la lista y hacer un mapa con todas las sugerencias.

Son lugares para ir con niños, pero ¡ojo! siempre con vigilancia de algún adulto, ya que el agua y las zonas más escarpadas pueden ser peligrosas.

Vamos allá, estas son las 10 piscinas naturales que conozco (algunas las he visitado y otras las conozco porque me han hablado maravillas de ellas):

1.Caldeiras de río Castro en Muxía

Además de la cascada y el río podréis disfrutar del día en una área recreativa próxima. A través de una escalera de madera podréis bajar hasta la piscina natural. Está en el pueblo de Coucieiro, en Muxía. El río Castro forma una cascada de casi ocho metros de altura. Hay indicaciones para llegar y está a pocos kilómetros de Muxía y aunque es un lugar un poco escondido, según qué días y sobre todo en verano, podréis encontraros con bastante gente.

2. Piscinas naturales del río Pedras en Pobra do Caramiñal

La fuerza del agua del río Pedras ha formado pequeñas pozas y cascadas en un paraje natural único. Hay que ir caminando así que si no os lo recomiendo si váis con niños muy pequeños. El acceso no es fácil, pero merece la pena llegar hasta las pozas y darse un baño!

3. Cascada de Vilagocende en A Fonsagrada

En la provincia de Lugo no os podéis perder la que es considerada la segunda fervenza más grande de Galicia, la cascada de Vilagocende en A Fonsagrada. El río Porteliña forma A Seimeira de Vilagocende con unos 50 metros de altura. Desde donde dejáis el coche tendréis que caminar algo más de un kilómetro y acceder a través de unas pasarelas de madera.

cascada_vilagocende

4. Sete Muiños en Guitiriz

A 1,5km de Guitiriz, en la provincia de Lugo, podréis disfrutar del espacio natural Sete Muíños. El río Forxa forma cascadas y una gran poza o piscina natural. Podréis pasar el día en el área recreativa que cuenta además con un parque infantil para los más pequeños. Su nombre se debe a los siete molinos de gran valor etnográfico que podréis ver en la zona.

 

5. Termas de A Chavasqueira y Outariz  en Ourense

En este recorrido por piscinas y pozas naturales no pueden falta las termas de Ourense. En A Chavasqueira disfrutaréis de estas fuentes termales a orillas del río Miño, son pequeñas pozas de uso libre. Al lado, están las termas de Outariz, donde por cinco euros podréis estar casi dos horas con baños, saunas y relajación zen. Las interiores no os las recomiendo con niños muy pequeños porque nos piden no hacer demasiado ruido ni juegos, así que para ellos mejor las exteriores.

 

6. Pozas de Melón en Ourense

Son impresionantes en épocas lluviosas, pero las Pozas de Melón o Pozas de Tourón también podemos disfrutarlas en verano para un baño más que refrescante (el agua está congelada). Desde el Monasterio de Santa María de Melón y la aldea de Tourón parte la ruta para visitar estas pozas a poco más de un kilómetro. Hay un mirador y una pasarela de madera.

SANTI M. AMIL Pozas de Melón

FOTO: SANTI M. AMIL

7. Río Barosa en Barro

El Río Barosa salva casi 60 metros en muy poca distancia dando lugar a una gran cascada en el Ayuntamiento de Barro (Pontevedra). Podréis disfrutar de una pequeña ruta de senderismo visitando los molinos de agua de la zona (hay catorce a lo largo de las fervenzas).  Además hay un restaurante y un espacio natural muy bonito para pasar el día.

 

8. Pozas de Mougás y Loureza en Oia

En Oia y separadas por casi 15 kilómetros están las pozas naturales de Mougás y Loureza, uno de los rincones ideales para bañarnos en verano.

 

9. Cascada de Segade en Caldas de Reis

El Río Umia a su paso por Caldas de Reis forma cascadas y pozas en un espacio ideal para dar un caminata que termine en un fresquito baño. Desde la alameda de Caldas parte el sendero marcado que discurre por la ribera del Umia hasta la parte superior de la cascada, son algo más de 2,5 kilómetros.

rioumia_segade

10. Poza del río Toxa en Silleda

No podía olvidarme de la que es considerada la mayor cascada de agua en Galicia. El río Toxa a su paso por Pazos y Martixe en Silleda forma este espectáculo natural que tanto a pequeños como mayores os dejará con la boca abierta. Hay varios miradores situados en distintos niveles en la parte alta de la cascada y otro más al pie de la misma.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.