La Casa de Andrea

Un espacio adaptado y equipado para cuidar, en un ambiente familiar, a niños y niñas de 0 a 3 años. Así es La Casa de Andrea. Un nuevo proyecto en A Coruña impulsado por la educadora Andrea Mahía.

El ritmo individualizado, la propia experiencia como base del aprendizaje y una alimentación equilibrada son los pilares del proyecto de esta madre de día. “Ser una madre de día es ser una guía, una persona de referencia para los más pequeños, ayudándolos a aprender a través del juego y a potenciar sus máximas capacidades“. Así lo define Andrea Mahía. Observar a cada niña y niño, “sin olvidar nunca la parte emocional“, explica la educadora, “es fundamental tratar a los niños y niñas con todo el respeto que se merecen y el mayor cariño que les puedo ofrecer. Al final todo lo que nos hace ser adultos responsables se inicia en el primer ciclo de la educación infantil, ya que todo lo que aprendamos en esa edad marcará nuestro carácter y nuestra forma de ser”. Con esta premisa y con la ilusión por afrontar un proyecto educativo diferente nace La Casa de Andrea.

Hace años que el proyecto de crear La Casa de Andrea estaba en su mente. En su grupo de trabajo durante sus estudios de Educación Infantil nació la idea de “construir nuestro proyecto basándonos en una escuela infantil diferente, en la que primase la individualización del niño o la niña a los objetivos económicos“, recuerda, “ese siempre ha sido mi sueño”. Después de trabajar durante varios años, en el verano de 2017 retomó su idea: “decidí que era hora de empezar algo distinto, algo que me apasionara, que le diera la oportunidad a los más pequeños de tener una manera distinta de aprender“, explica “y a los padres una flexibilidad de horarios con la que ahora mismo no cuentan“.

Las madres de día son ya una realidad en muchas ciudades. Son la alternativa a las escuelas infantiles tradicionales y buscan sobre todo la individualización: “basando siempre las actividades en los gustos y el estado madurativo de cada niño o niña, y esto solo se puede conseguir cuando el ratio de niños por educador o educadora es bajo, para que puedan observar y adaptar las actividades“, explica Andrea, “estoy segura de que esto es precisamente lo que conseguimos las madres de día”.

Andrea Mahía busca lo mejor de cada metodología para crear un programa educativo adecuado a cada niña o niño: “por ejemplo, podríamos decir que el Método Montessori basado en unos principios naturales claros como la autonomía, independencia, iniciativa, capacidad de elegir y desarrollo de la voluntad, se acerca a la idea de las madres de día de intentar desarrollar la educación del niño basándose en sus gustos, preferencias y el estado evolutivo“, cuenta, “y lo mismo ocurre con Escuelas Bosque en donde los alumnos, mezclados por edades, aprenden de manera lúdica y creativa“. “El método Waldorf además promueve la participación activa de las familias así como el uso de la música, danza y teatro como base de la educación y las escuelas de Reggio Emilia hablan de los/las docentes como personas que deben acompañar, guiar e investigar para ayudar al niño y la niña en esta aventura“, destaca Andrea, “por este motivo leo toda la información de la que dispongo, me voy reciclando como creo todo buen docente debería hacer e intento sacar todo lo mejor de las distintas metodologías“.

La Casa de Andrea dispone de un servicio de 24 horas los 7 días de la semana, tanto para niños que asisten regularmente como para aquellos que asisten de forma esporádica o excepcional. Dentro de este amplio abanico de horarios, los servicios de noche están a disposición de todos aquellos que por motivos laborales o personales así lo necesiten.

 

Calle Sinfónica de Galicia nº 3 – 4C (escalera derecha) – A Coruña

Teléfono: 690334063 / 881250288

www.lacasadeandrea.com

 

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.