Pañales de tela I. Colo de Mai

Hoy recibimos de nuevo en nuestro blog a nuestra colaboradora Paula Vázquez de Colo de Mai. Y comenzamos por el principio… le preguntamos: quiero cambiarme a la tela, pero ¿por dónde empiezo?

Esto es lo que nos ha contado…

No será la primera, ni la última vez, que alguna familia me dice…”Yo estaba interesada en usar pañales de tela, pero entré en Internet, vi tantos tipos, que me volvía loca…al final fue pasando el tiempo, y ya no los llegamos a usar”, o “compré un pack ahorrro, pero a mi niña no le iban bien, me pareció que los pañales de tela no eran para nosotros”…

Cuando nos acercamos a este mundo sin asesoramiento o sin conocer experiencias previas, puede parecer complicado elegir los pañales que se pueden adaptar mejor a nuestro bebé y a nuestras circunstancias. Por ese motivo quiero compartir hoy con vosotros unos consejos útiles para hacernos con vuestros pañales:

  • No compres packs de un único pañal o tipo, sin probarlos previamente, aunque parezca que vas a ahorrar dinero, es fácil que no os vaya bien ese en concreto, y habréis arriesgado una buena cantidad de dinero. Algunas tiendas te ofrecen packs de iniciación con varios pañales diferentes, esta es una buena opción, te ayudará a saber cuál os va mejor.
  • No solo tengas en cuenta la estética del pañal, por muy bonito que te parezca un determinado diseño, si te da fugas a la hora de ponerlo, acabarás por no usarlo.
  • Los pañales más caros, no siempre son los mejores. No existe un pañal mejor. El mejor es el que te funcione a ti y a tu bebé.
  • Los pañales que se venden como unitalla, salvo excepciones, quedan grandes a los recién nacidos, o hasta que alcanzan un peso de unos 4 o 5 kilos. Lo más probable es que tengas fugas con ellos. Tenlo en cuenta.
  • Si deseas pañalear con tela desde el principio, los pañales más sencillos, las gasas de toda la vida, o los predoblados con cobertor suelen resultar útiles para las primeras semanas o meses.
  • Si te encuentras con alguna dificultad al iniciarte, no dudes en consultar con alguna asesora, normalmente se encuentran soluciones.
  • Ten en cuenta tu estilo de vida a la hora de escoger uno u otro tipo de pañal, entre tanta variedad encontrarás el que os pueda resultar útil.
  • Si tienes posibilidad, acude a una charla o taller de pañales de tela, habla con otras madres que los hayan utilizado o contrata una asesoría. Normalmente, por el coste de un solo pañal, tendrás profesionales a tu disposición que te guíen en este proceso.
  • Adquiere pañales que se ajusten a tus circunstancias, lo que le funciona a una familia no tiene por qué servirte a ti.

¡Tomamos nota! ¡¡Gracias Paula por tus consejos! Y recordad que ya podéis ver y consultar la tienda online en colodemai.es y también consultar las condiciones de sus asesorías de pañales de tela.

logo_colodemai

*Foto vía Flickr.

1 Comentario

Escribe un comentario