Nos acercamos a… Montessori

El método y la filosofía Montessori está presente hoy en día en muchas escuelas y casas. No se trata de una moda pasajera, ha venido para quedarse. La muestra son los numerosos proyectos educativos que han surgido los últimos años que toman como base el método de la doctora italiana María Montessori. Sus revolucionarias ideas comenzaron en los suburbios industriales de Roma hace ya un siglo.

“Montessori es un método científico“, explica Andrea Castro, coordinadora de Galicia Montessori, “es más que un método educativo es una nueva forma de ver al niño, es una filosofía de vida. La Dra. Montessori concebía la educación como una ayuda para la vida”, añade. Galicia Montessori es un proyecto impulsado por Andrea Castro y Mercedes Urbiola en Bertamiráns: “nace de nuestra inquietud personal, de ofrecer otra manera de formar al niño, de acompañarlo en su proceso de educación”.

Autonomía, respeto, responsabilidad, independencia, voluntad… son los valores que desarrollan los niños que aprenden bajo las premisas de Montessori. “Da gran importancia a los seis primeros años de vida, por el tipo de mente con la que opera el niño. Es una mente prodigiosa que funciona como una esponja absorbiendo todas las informaciones del entorno, la “mente absorbente”. Es en estos seis primeros años cuando se forma el hombre/mujer del mañana”, explica Andrea.

Andrea cuenta que Montessori trabaja con etapas de desarrollo no con edades: “estructura que se mantenía antes en las escuelas unitarias que ahora han eliminado, lo cual a mi parecer es un error inmenso. Esta agrupación ofrece una gran riqueza, aprenden de sus iguales que les sirven de modelo y de ejemplo, promueve el desarrollo del sentido de cooperación, la empatía, la tolerancia y la humildad, además de que permite a cada uno el desarrollo a su propio ritmo”, añade la coordinadora.

 

galiciamontessori1

 

Nos cuenta también Andrea que la pedagogía Montessori necesita varios elementos clave:

  • Un AMBIENTE PREPARADO: es un espacio científicamente diseñado, adaptado al niño, desde la distribución y las características del mobiliario, hasta la gran cantidad de material sensorial que alberga.
  • MATERIAL SENSORIAL: el material es un medio para el aprendizaje. Son materiales manipulables que ofrecen información a todos los sentidos. Pueden tocarlos, medirlos, olerlos…Es a través de la manipulación y de la experimentación con el material que el niño estructura su pensamiento y su inteligencia. Todos los materiales tienen un fin, un propósito interno, para ayudar al niño a su autoconstrucción. Son materiales de desarrollo que le permiten al niño la repetición continua y con ella el autoaprendizaje.
  • El ERROR: el propio material tiene un control de error, lo que le permite al niño buscar otras soluciones. En Montessori el error se entiende como una oportunidad de aprendizaje. Y el aprendizaje es entendido como un proceso y no como un resultado.
  • La GUÍA es el adulto que acompaña al niño. Aquí la diferencia es inmensa, va desde el tipo de formación que reciben, cada grupo de edad tiene una formación específica, la guía debe estar formada en el grupo de edad con el que trabaja. Pero varía la visión que tiene del niño, su manera de llevar el ritmo del aula. Una Guía requierE una gran formación interior y mucho trabajo personal. Tiene que tener una sensibilidad especial una fe absoluta e incondicional en las potencialidades del niño. Es un elemento más del aprendizaje del niño/a y lo guía, pero es el niño el encargado de descubrir sus propios aprendizajes.

 

La coordinadora de Galicia Montessori cuenta que “el acercamiento y la visión que se tiene del niño/a son la ventaja fundamental. Es una educación respetuosa con la individualidad de cada niño/a, con sus ritmos. El trabajo de manera individual desarrolla los intereses personalizados del niño y no los del grupo”.

 

galiciamontessori2

 

Montessori en casa

“Montessori necesita extenderse al hogar, es una filosofía de vida”, cuenta Andrea, “nosotras hacemos talleres para el hogar y el aula y los resultados los ven enseguida. Puedes preparar el ambiente, el espacio para el niño y cambiar tu acercamiento. Requiere una preparación por parte del adulto, supone trabajo, lecturas y práctica pero es posible y de hecho muchísima gente aplica principios del método en el hogar”.

Y la pregunta que seguro que muchos os hacéis, ¿es posible aplicar la pedagogía Montessori a la enseñanza pública? Dice Andrea que sin hacer modificaciones no es posible: “un centro para ser “puro” Montessori debe tener los elementos antes mencionados: ambiente preparado, guía formada en el grupo de edad con el que trabaja, y agrupación de los niños por etapa de desarrollo. Si no tiene todos los elementos el método no va a funcionar”.

 

Cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el desarrollo 

MARIA MONTESSORI

 


Quiero dibujar un mapa de Galicia con los centros Montessori que están funcionando. Si conocéis alguno no dudéis en enviarme un mail a lamariola@lamariola.es para contármelo!

Hace meses hablé con Bibiana de Nenea en Lugo y Paz de Amadahi en Oleiros. Aquí os cuento un poco más sobre sus proyectos.

Escribe un comentario